¿Qué está pasando con la formación universitaria y los estudios de Biblioteconomía y Documentación en España?

 

El desarrollo de este artículo surge ante la curiosidad que da de que a pesar de vivir en una sociedad dominada por la información, no se ha dado de forma generalizada un alto número de interesados en cursar los estudios universitarios de información y documentación en cualquiera de sus niveles.

Una situación que se convierte en reto a los profesionales de la información. Una tarea que se debe asumir dentro del marco de Bolonia que permita formular estrategias para fortalecer tanto la disciplina académica como su dimensión profesional.

Como base de este artículo se han tomado las conclusiones aportadas en la reunión de la Red de Centros y Departamentos de Información y Documentación (RUID) celebrada el 1 de febrero de 2013 en la Universidad Carlos III de Madrid. Las conclusiones señalan el grado de interés de los estudios de información y documentación para la sociedad, basándose en criterios cuantitativos, y en una débil motivación

La respuesta se encuentra en darle, y reconocer, el papel del profesional de la información en la sociedad. Un papel sumamente importante y valioso, que va más allá a ser profesionales destinados a cubrir plazas de funcionarios en bibliotecas públicas.

Los profesionales de la información deben asumir la formación universitaria en un compromiso de adaptar la formación recibida a las nuevas condiciones que caracterizan al mercado laboral en el que ha disminuido el volumen de empleo público y progresivamente ha aumentado la oferta procedente del sector privado que requiere perfiles de gestores de la información con un gran componente de dominio de herramientas y aplicaciones digitales.

En la actualidad se habla de una formación universitaria generadora de gestores de la información para la sociedad del conocimiento. En busca de una actitud más positiva y moderna.

Finalmente, cabe tomar nota de las medidas para el cambio y el fortalecimiento que fueron planteadas en la reunión de RUID (celebrada el 1 de febrero de 2013 en la Universidad Carlos III de Madrid) y aún vigentes:

  • Mejorar la enseñanza recibida.

 

  • Revisión de la oferta de posgrados de especialización, dirigidos a estudiantes del área, a profesionales y a estudiantes de otras áreas

 

  • Alianzas estratégicas con otras áreas.

 

  • Acciones de marketing para llamar la atención de la empresa privada por la disciplina.

 

Tres malos hábitos en el canto

Clases de canto en Madrid. Clases individuales de canto

Los malos hábitos en el canto se adquieren cuando no se trabajan la voz, con la ayuda de un profesional cualificado. En este artículo señalaremos tres de los malos hábitos en el canto, en un análisis, por ser los más comunes. La finalidad es brindar mayor conocimiento a la hora de realizar esta actividad artística.

Entre los malos hábitos en el canto tenemos:

  1. Tensión en la mandíbula

Este es un problema muy común pero que facilmente pasa por desapercibido, y limita mucho a la hora del canto. La manera más sencilla de detectralo es poniendo atención en la mandíbula mientras se canta frente a un espejo. Si notamos que la mandíbula apenas se mueve o lo hace muy poco, o incluso no se mueve, hay una señal clara de que se está cometiendo ese error.

Depende por lo general del nivel sensitivo del cantante, que se de cuenta que al acabar de cantar siente una molestia y tensión en la mandíbula. Un ejercicio muy práctico para combatirlo es leer, en voz alta, manteniendo la boca abierta, sujetando la mandíbula de manera que no haga fuerza.

  1. Tensión en la raíz de la lengua

El cantante que cae en este mal hábito al cantar se le nota una voz engolada. Además si canta de esa manera durante mucho tiempo, sentirá una molestia muy sospechosa en la raíz de la lengua. Dos ejercicios útiles para combatir este mal hábito son:

  • Leer con la lengua reposando sobre el labio inferior, intentando que se mueva lo mínimo posible.
  • Cantar tocando con la punta de la lengua el labio superior.
  1. Tensión corporal

Es un error terrible en los cantantes, que al momento de cantar tensen todo el cuerpo involuntariamente de manera que si están mucho tiempo cantando acaban muy agotados y con dolores de espalda. Es recomendable que se observen en un espejo mientras practican sus ejercicios o mientras cantan, para que se aseguren de que no están incurriendo en este mal hábito.

Si ocurre que son víctimas de este mal hábito, pueden probar bajando el volumen de su voz. Pues, al cantar en un volumen muy alto, da la sensación que se debe ayudar con el resto del cuerpo. De esta manera, bajar el volumen de la voz puede ayudar a destensar.

 

Publicado el Categorías Varios

Tarima flotante la opción preferida y más económica para su hogar.

 

Una tarima flotante puede mejorar el atractivo estético de su casa, siempre y cuando se instale adecuadamente. La instalación correcta de una tarima flotante es tan importante como la elección del material que deseamos para nuestro hogar. Hoy en día, la gente está optando cada vez más por esta clase de superficies, ya que son muy sencillas de instalar y resultan muy asequibles en comparación con otras superficies.

Una tarima flotante como su nombre indica, es en realidad un método de instalación, que se confunde erróneamente con un tipo de material para el suelo. Un piso flotante, utiliza como material tablones, que se instalan sin estar pegados o adheridos al suelo de la vivienda, permitiendo que el suelo ‘flote’ sobre la superficie de manera que pueda soportar los cambios, como dilataciones del material, evitando que con el paso del tiempo aparezcan ruidos y chirridos, siempre y cuando la superficie este correctamente instalada.

 

Los interesados en instalar esta superficie pueden elegir entre los diferentes tipos:

Por ejemplo las tarimas que van pegadas a una superficie de aglomerado marino, que es una versión anterior de la tarima flotante. Está superficie se encuentra montada con la ayuda de un adhesivo con la presión apropiada aplicada sobre las tablas de aglomerado marino de 2×2 metros y estas no se encuentran adheridas al suelo, pero por el peso permanecen como una sólida base.

Otra versión de la tarima flotante es el “clic juntos”, que también se conoce como ‘enter clic “o” machihembrado “. En este caso los bordes de los tablones están diseñados, de modo que éstos se unan fácilmente entre sí, creando una superficie fuerte y resistente. Esto no requiere el uso de adhesivo, haciendo la instalación mucho más rápida y ahorrando dinero y tiempo.

La última opción en tarimas flotantes resulta aún más rápida de instalar y se conoce por el nombre ‘bloqueo doble’ el sistema, no requiere de pegamento. En este tipo de sistema de flotación, los tablones están unidos con la ayuda de un sistema especial de enclavamiento, que une unos a otros de forma rápida y creando una superficie muy resistente.