Viajar a Egipto

Egipto, es uno de los destinos más visitados del mundo. Por lo general, y debido a la amenaza terrorista en los últimos años, los viajes se hacen en grupo, y con suficiente cuidado durante todo el recorrido.

Todos o la mayoría los circuitos coinciden en la visita a El Cairo, la capital del país, donde no debes irte sin visitar el Museo Egipcio, que guarda tesoros como el cuarto funerario de Tutankamon y el barrio Copto. Desde la ciudad se pueden realizar excursiones a las Pirámides de Giza y a las zonas de Menfis, Sakkara o Dahshur, y hasta la Esfinge.

Si hay algo que caracteriza a Egipto además de las Pirámides, es el río Nilo que se utiliza para múltiples rutas turísticas, por lo general a bordo de cruceros o embarcaciones tradicionales. De esta manera se recorre la distancia entre Luxor y Aswan donde se visitan los templos de Luxor y Karnak, el Valle de los Reyes y Reinas, el Templo de Memnón, entre otros. Desde la Presa de Aswan se pueden visitar Abu Simbel y los poblados de Nubia, donde los habitantes enseñan a los visitantes sus tradiciones.

Además de los recorridos por sus pirámides, no se debe olvidar visitar a la ciudad de Alejandría, que en tiempos anteriores fue una de las ciudades más importantes del mundo y en la que se encuentra la Biblioteca del mismo nombre o el Monte Sinaí, lugar en donde se dice que Dios le entregó las Tablas de los Mandamientos a Moisés. Recientemente está adquiriendo protagonismo la zona de la costa del Mar Negro.

 

Ticket de entrada al Museo Egipto y lámina del Nílo

Viajes a Egipto

Viajar a Egipto es descubrir el milenario arte faraónico con sus pirámides, mastabas y templos; es remontar el Nilo y llegar hasta Nubia; es adentrarse en el desierto del Sinaí y peregrinar al monasterio de Santa Catalina; es bucear en las cristalinas aguas del Mar Rojo ricas en corales multicolores; es visitar los monasterios coptos de Wadi Natrum, el fértil delta y callejear por la bellísima Alejandría, cargada de tesoros grecorromanos; es adentrarse en la caótica y bulliciosa ciudad de El Cairo, considerada Patrimonio de la Humanidad que aún conserva su sabor medieval, un auténtico museo al aire libre.

Consejos al reformar el hogar

 

Hablemos también de los permisos para algunos casos

5700

Otros quieren reformar, no porque intenten vender, sino porque quieren mejorar el aspecto de su ambiente. Muchas personas en algún momento se han puesto como meta reformar su vivienda, simplemente porque quieran darse el placer de hacerlo.

Aislamiento para pisoUna reforma para una casa a veces implica resultados que te podrían o no gustar, pero siempre estás persiguiendo algún fin cuando decides hacerlo así; en el caso que nos ocupa, es simplemente sentirte bien.  Si ya estás seguro de lo que vas hacer, tienes planificado hacer las cosas de una manera determinada, y te has asesorado de una manera inteligente sobre los pasos y el resultado que esperas, pues sólo nos queda decirte que las cosas saldrán bien. A continuación te planteamos una serie de beneficios porque lo importante es que estés motivado en reformar cuando lo consideres necesario, aunque se trate de decisiones que las tomes con cuidado.

Verás cómo los espacios quedan adaptados a lo que buscas. Esto es muy importante porque contribuye con tu ánimo, y es muy reconfortante hacer cosas que al final te beneficiarán. Todo lo que te rodea aunque no te hayas dando cuenta, sea de manera directa o indirecta, contribuye con tu estado de ánimo.

A veces para un cambio, necesitarás de alguna licencia o autorización, como por ejemplo  un permiso municipal. Por ejemplo imagina que vives en una zona histórica, colonial o turística, y quisieras hacerle un cambio a la fachada de la casa, a lo mejor necesites valerte de un permiso para poder hacerlo.  Y comprenderás las razones.

A veces una reforma puede afectar de manera significativa, y por eso aunque sólo se trate de algunas modificaciones puede ser tan trascendental como una construcción que afectaría de manera positiva o negativa el entorno.

Reducir costes de mantenimiento

Muchas veces cuando nos mudamos pensamos que el costo de mantenimiento de un hogar, o de un establecimiento dependiendo que es lo que queramos hacer, puede ser un tanto elevado, pero existen algunas formas para reducir estos costos de mantenimiento. Una de las maneras de reducir dichos costos es el evitar tener que limpiar el suelo utilizando productos de limpieza que son muy caros, es por eso que en lugar de utilizar el suelo convencional,  podemos sustituirlo por un piso de caucho.

El piso de caucho es excelente para utilizarlo cómo piso, puesto que no necesita un elevado costo de mantenimiento, ya que su limpieza es muy sencilla y no necesita instalación. Para colocar el piso de caucho lo único que tenemos que hacer es unir los módulos como si de un rompecabezas se tratase, eso sí, si  queremos colocar un piso de caucho en una superficie grande, es mejor hacerlo con ayuda, puesto que podría llevarnos unas cuantas horas si lo hacemos nosotros solos. Además, como no hace falta pegar este piso de caucho, podemos luego quitarlo en caso de que nos mudemos o para hacer tareas de limpieza y mantenimiento comunes y corrientes.

Mas info en: http://www.tapetesexpress.com