Conservación de abanicos en cuadros

Dada la gran variedad que existe en los diseños y que puede estar plasmada en los abanicos, como los diferentes detalles que hay en alguna de sus partes, trabajos de esculpido en bajo o alto relieve, el uso de materiales exóticos de lo más llamativos y memorables, o grabados artísticos hechos a mano con gran habilidad y mucha delicadeza. Se presentará el deseo de querer conservar lo mejor posible esa pieza de arte. Para exponerla, cual si fuera reliquia de un museo, en un lugar especial en nuestro hogar, para que las visitas se deleiten con su visión, y usted puede hacer gala de su buen gusto.

 

Para conservar adecuadamente un abanico usando el método de enmarcado, la siguientes recomendaciones le serán de mucha ayuda. Primero deberá elegir qué tipo de marco es el indicado para contener su abanico. En cuanto al diseño, esto dependerá mucho de los materiales en el que esté hecho el abanico, ya que es importante recordar que el objetivo de un marco es complementar la pieza de arte que contiene, nunca destacar sobre ella, ni opacarlo de algún modo. Un marco muy ancho tiene la tendencia de consumir lo que contenga, aunque esto puede evitarse si el marco es plano. Los otros tipos de marcos son los ornamentales, aquellos que poseen gran cantidad de curvas y detalles, estos son recomendables para acompañar abanicos que comparten ese estilo clásico. El color del marco dependerá de los colores que tengan el abanico y la habitación donde lo ponga.

 

En cuanto al cristal que le debería poner, el más recomendable es el simple, porque no distorsionará la visión del abanico, ya que entre éste y el cristal deberá haber una cierta distancia. El respaldo tiene que ser de plástico corrugado, que es ideal para evitar la humedad. Si sigue estas recomendaciones, podrá enmarcar su abanico sin problemas, y lo podrá conservar como es debido.

Via la tienda de Abanicos