Publicidad en tu web

Factores a tener en cuenta

¿Cómo saber si debe seguir sin anuncios o si debe insertarlos justo ahora? Al decidir qué método utilizar, tenga en cuenta lo siguiente:

> ¿Hasta qué punto es comercial su nicho? Yo tenía un blog de fotografía dedicado en exclusiva a un tipo de cámara llamada DLSR. La gente que me seguía estaba muy interesada en el equipo y por tanto no solo toleraba los anuncios, sino que prácticamente los apoyaban, de manera que desde el principio inserté anuncios y enlaces de afiliados en los análisis. Otros nichos pueden ser muy anti-consumistas, por lo que se les deberá dar un toque más ligero.

Nuevos estándares y evolución de la publicidad...Nuevos estándares y evolución de la publicidad online (Photo credit: ceslava.com)

¿Vale la pena? Puede que descubra que el único anuncio que puede mostrar desde el principio interesa poco y se paga muy mal. Si sólo obtiene uno o dos clics al día y una cantidad ridícula por clic, puede que estime que no tiene mucho sentido añadir anuncios hasta que posea una audiencia y un contenido que le permita sacarle más partido. En

la mayoría de los casos puede utilizar sus espacios publicitarios para mostrar anuncios de afiliados o anuncios de amigos que hagan su blog más atractivo a los anunciantes de pago, pero vale la pena que lo tenga en Cuenta como parte de su decisión.

 

¿Los anuncios perjudicarán a mi blog? Si su estrategia de monetización primaria es utilizar métodos indirectos o vender su propio producto, sería preferible que se concentrara en utilizar los espacios de su blog para tales fines. Además, deberá tener en cuenta si los anuncios pueden ser considerados de mal gusto en su gusto. Es mucho más probable que la gente ignore un anuncio feo en un blog establecido que en uno nuevo. No le recomiendo que dañe la confianza incipiente que pueda estar ganándose con anuncios poco atractivos.

Una vez más, escoger si mostrar anuncios o no es una decisión personal que viene determinada tanto por las presiones financieras como por el gusto personal. Afortunadamente no hay una respuesta correcta o fallida, y la presencia de anuncios ya no despierta tantas suspicacias como hace unos años.